Visitada por el administrador el 17-11-2017

martes, 23 de febrero de 2016


Advertencia: Parte de este contenido puede resultar ofensivo para personas cerradas al libre intercambio de ideas y para aquellos venezolanos y latinoamericanos que se niegan a reconocer nuestras muchas imperfecciones.

Cambiando de mentalidad
Venezuela es un país favorecido con muchas más riquezas naturales  que la gran mayoría de las naciones llamadas desarrolladas. Sin embargo los venezolanos  seguimos siendo tremendamente  subdesarrollados. ¿Cuál es la causa de que un país rico  se vuelva pobre y de que uno sin recursos se enriquezca? Es evidente que ello se debe a que el primero no sabe manejar lo que tiene, y el segundo  ha podido adquirir lo que no tenía y lo  ha administrado eficientemente.  ¿Y  por qué ocurre eso? Simplemente porque la mente de unos está entrenada para hacer bien las cosas, y la de otros no lo está. Todo se  reduce entonces a un problema mental, que no tiene nada que ver  con razas, sino con una pobre o pésima educación. El  cerebro de nosotros los venezolanos y latinoamericanos en general está constituido por una colección de neuronas  mal organizadas. Es cierto que hay  muchísimas  excepciones de notabilísimos profesionales, artistas y deportistas que colocan nuestro nombre muy en alto, pero ello no ha podido evitar que nos la pasemos de calamidad en calamidad, y eso es así, porque  aunque duela decirlo, se podría sacar la conclusión de que en conjunto somos  corruptos, ensuciadores, impuntuales, irresponsables, escandalosos, coleones, borrachos, machistas, divagadores, anárquicos, abusadores con los bienes públicos, reverentes y miedosos e ingenuos frente al poder, ingenuos, atenidos, pedigüeños, quejosos, violentos con nuestros iguales  y con los animales, encubridores, poco solidarios, poco instruidos, desidiosos, politiqueros, desinformadores, represores de la libertad, envidiosos,  negadores de la realidad, e incapaces de generar tecnología propia.
La lista es demasiado larga, pero las cosas son como son. No es que todas esas fallas sean exclusivas de nosotros, pero  el problema es que tantos vicios juntos terminan convirtiéndonos en ciudadanos subdesarrollados con un pobre nivel de vida, muy diferente al que han alcanzado algunas naciones en las que, sin ser ellas perfectas, por lo menos se vive bastante bien.
Saber por qué somos así, sería el comienzo indispensable del largo camino hacia nuestro mejoramiento como sociedad. Afortunadamente, conocemos el origen de esa problemática, y a ello nos referiremos a continuación.
En un principio, hay un factor climático que no es el más importante, pero igual debe ser considerado. Todos los grupos humanos que habitan en climas estables durante el año entero están entre los menos desarrollados, porque históricamente no han tenido que lidiar con cambios estacionales extremos, y por lo tanto no han necesitado usar la inventiva para crear tecnología que los ayude a enfrentar los elementos. Entre estas poblaciones encontramos a las que se encuentran en la región ecuatorial, y a las ubicadas cerca de los polos.
El otro elemento, que es el más determinante, y ahora sí nos enfocamos de  nuevo en Venezuela y Latinoamérica, tiene que ver con el mestizaje que comenzó con la llegada de los conquistadores europeos, quienes desafortunadamente eran en su mayoría tipos bárbaros y sanguinarios que se mezclaron por la fuerza con nuestras aborígenes y con las esclavas traídas de África, dando comienzo a la transmisión de generación en generación, hasta nuestros días, de todas esas taras culturales que nos han llevado a padecer tantas penurias.
No podemos dejar por fuera un tercer componente, que tiene que ver con la manipulación proveniente de algunos de los países llamados desarrollados, con la cual nos han hecho pensar que la única forma de tener bienes y servicios es comprándoselos a ellos, y nunca produciéndolos nosotros.
¿Qué hacemos con toda esta información?
Pues en primer lugar, dejar de auto engañarnos pensando que somos la octava maravilla del mundo, y aceptar que tenemos problemas gravísimos que debemos solucionar con un drástico cambio de actitud.
El paso que sigue es en realidad muy sencillo, en teoría. Se trata de comenzar a hacer conscientemente las cosas bien hechas, lo cual inmediatamente empezaría a provocar el mejoramiento de nuestra calidad de vida. Para ello contamos con una herramienta valiosísima y aparentemente innata, que es el sentido común, considerado como la capacidad  de discernir entre lo que está bien y lo que está mal.
Obviamente, una buena educación ayudaría a desarrollar esa cualidad. Como dice Juan José Hueso (jjhueso.blogspot.de)El sentido común es innato, pero la forma de usarlo es aprendida.”
Si te parece pueril y ridículo reducir toda la problemática de Venezuela a que comencemos desde cero a preguntarnos qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal , seguramente te encuentras entre quienes no están dispuestos a aceptar nuestra vergonzosa realidad y que por ello probablemente no estarás entre quienes contribuyan a cambiarla.
Alguna vez un dirigente político venezolano del siglo pasado utilizó la frase: “No somos suizos”, quizá justificando un poco nuestro primitivismo e incivilización, tal como lo acota muy acertadamente el humorista Laureano Márquez. El problema es que esa atrasada forma criolla de ser ha pasado de constituir el material para divertidas anécdotas, a la causa de  la más grande tragedia humanitaria que nos ha tocado vivir en toda la historia republicana. 
Es por ello que prácticamente debemos rehacer todo nuestro sistema de valores, mediante una intensa campaña educativa que en algún momento deberá incorporarse al sistema formal de enseñanza.
A continuación, y basándonos en los que consideramos algunos de nuestros problemas más graves de actitud, que lamentablemente son muchos, trataremos de responder a la pregunta ¿Cómo debería  ser un venezolano ejemplar?

Honesto. No toma lo que no es suyo; localiza al dueño de lo que se ha encontrado para regresárselo; no busca beneficiarse de los cargos públicos ocupados por personas conocidas; siendo funcionario no  le da contratos  a los familiares y amigos, sino a quienes han ganado legítimamente las licitaciones y tampoco cobra comisiones por ello; no acepta sobornos ni extorsiona. Lo que se denomina la “viveza criolla”, no es ninguna gracia. Es una vergüenza.

Limpio. Sobre todo en lo que se refiere a no arrojar basura en la vialidad o en las áreas verdes y no escupir o hacer necesidades en público.
Puntual. Llega a tiempo a los compromisos e inicia a la hora prevista los eventos de los que es responsable. La denominada “hora venezolana” tampoco constituye ningún chiste. Es una barbaridad.
Responsable. Cumple la palabra empeñada cuando promete realizar acciones en beneficio de los demás y respeta los plazos de entrega respecto a los bienes o servicios que ofrece.
Respetuoso del derecho ajeno. No molesta a sus vecinos con gritos o música a todo volumen, y no trata de colearse en las filas de espera.
Cuidadoso de su salud mental. Muy especialmente en cuanto a la ingestión  moderada de alcohol se refiere.
 “El consumo de alcohol provoca alteraciones cerebrales irreversibles…según un estudio que desarrolla la Fundación Valenciana de Investigaciones Biomédicas… La directora de la investigación, Consuelo Guerri, aseguró que una intoxicación aguda, una ‘borrachera’, es ‘más peligrosa para el cerebro que un consumo crónico, que siempre perjudica más al hígado’. El motivo, según Guerri, es que el alcohol ingerido en pequeñas cantidades provoca alteraciones en las células cerebrales, mientras que la intoxicación causa irremediablemente la muerte de una gran cantidad de neuronas y astrocitos…”
En el largo plazo, el consumo excesivo de alcohol se traduce en amnesia, indiferencia, pereza, desorientación, problemas de atención, disminución de la inteligencia, y trastornos del sueño. ¿Qué tanto puede aportar al engrandecimiento de un país un ciudadano indiferente, perezoso, desorientado, falto de concentración, menos inteligente y soñoliento por causa de las “peas” que agarra los fines de semana?
Igualitario. No enseña a sus hijos que uno de los géneros está por encima del otro, que alguna identidad sexual es pecaminosa, o que cualquier discapacidad o condición social es motivo de burla o vocabulario para insultar a otros.
Concreto. En las reuniones de trabajo se  circunscribe al asunto en agenda y  llama al orden a quien se salga del punto a ser tratado.
Respetuoso de las leyes. No se salta alegremente las disposiciones legales creadas para mantener la paz, el orden y la seguridad, propias de cualquier sociedad civilizada y siendo autoridad, no permite que otros lo hagan. En caso de que alguna de ellas sea injusta, entonces la cambia mediante los mecanismos previstos para ello. No nos referimos aquí a  disposiciones que menoscaben los derechos humanos fundamentales, frente a las cuales no cabe otra cosa que la rebelión.
Respetuoso de la anonimia de los bienes públicos. Como administrador de las cosas que pertenecen a todos, no llena los edificios y vehículos pertenecientes al estado con pintas o consignas a favor del gobierno de turno. Eso constituye un abuso y una soberana falta de respeto, considerando que ellos son utilizados por ciudadanos de todas las tendencias políticas, además de que genera costos innecesarios, sobre todo en el caso de los vehículos, cuando una nueva administración de diferente tendencia se vea obligada a repintar los mismos.
Irreverente. No solo en nuestro caso, sino a nivel mundial, las autoridades siempre han tenido la tendencia de tratar de hacer sentir a los ciudadanos como seres inferiores a ellos, con la finalidad de poderlos manejar más fácilmente. Nuestro ciudadano ejemplar debe aprender a ser irreverente, y sobre todo con las autoridades políticas, a las que debe imponerles el tuteo, y hacerles ver que como personas públicas deben resignarse a  soportar la burla, el insulto, la caricatura y el sarcasmo, y que además ellos son apenas sus representantes y empleados, y nunca sus jefes. Lo mismo aplica también para los jerarcas religiosos. Debemos lograr desterrar de nuestro vocabulario los términos “eminencia”,  “alteza”,  “santidad”,  “señoría”, “excelencia”, y hasta los de “señor” y “señora”. Es una labor difícil pero imprescindible para acabar con las diferencias entre los seres humanos.
“La irreverencia es la campeona de la libertad, y su única defensa segura.”  Mark Twain.

Valiente.  El valor es la cualidad que mueve a afrontar  decididamente  los peligros.
El miedo es otra de  las estrategias de los poderosos para  mantener sumisos  a los ciudadanos y  en nuestro país  ha sido  implementada con bastante éxito luego de siglos de intensa  represión aplicada por los elementos sanguinarios del brazo ejecutor de turno, llámese  conquistador, caudillo, Seguridad Nacional, Digepol, Guardia Nacional, Disip o Sebin. Obviamente aquí no nos referimos a la fuerza armada civilizada, necesaria para la defensa de la nación, ni a los imprescindibles organismos de seguridad y orden público, sino a los funcionarios de esos cuerpos que se convierten en  entes represivos utilizados para la conservación del poder.
El miedo paraliza y  hace posible que pequeños grupos violentos logren dominar a grandes multitudes. Quizá el ejemplo más patético de la historia moderna lo constituye el pueblo judío de la década de los 40 del siglo pasado, cuyos miembros fueron masacrados en números que rondan los seis millones de personas, quienes marchaban pasivamente hacia las cámaras de gas y los paredones de fusilamiento vigilados por apenas  puñados de soldados a los cuales hubieran podido dominar, de haber tenido el valor para hacerlo.
Al día de hoy, el pueblo judío concentrado en Israel ha aprendido la lección, y a pesar de ser un pequeño país con una superficie similar a la del Estado Falcón se ha hecho respetar con bastante éxito, por las buenas o por las malas, no obstante estar rodeado de poderosos enemigos que manifiestan abiertamente su intención de destruirlo. Tal vez logren golpearlos e incluso algún día aniquilarlos, pero el día que ello ocurra se irán con la satisfacción de haber vivido de pie y con la frente en alto.
Ser valiente ante a las injusticias y sobre todo de cara a los que pretendan intimidarnos con la pura intención de someternos, es arriesgado pero inmensamente grato, incluso si ellos logran aporrearnos. La clave del éxito se encuentra en que los valientes sean mayoría y logren así llevar a su mínima expresión e incluso suprimir,  la efectividad  de los violentos.
“Aquel quien pierde sus riquezas pierde mucho; aquel quien pierde a un amigo pierde más; pero el que pierde el valor lo pierde todo.” - Cervantes

Proactivo. La proactividad es la cualidad de quien toma el control de las situaciones y ejecuta las decisiones pertinentes frente a escenarios problemáticos anticipándose a los acontecimientos,  sin contentarse con simplemente quejarse y tampoco esperar que otra persona o ser superior se lo pida, o peor aún,  lo haga por él.
En el campo que aquí es el referente principal, la política, la persona proactiva no se limita a organizar sesiones colectivas de quejas respecto a lo mala que está la situación recitando un rosario de males por todos conocidos, no espera los lineamientos de sus dirigentes  ante un evento que pueda resolverse autónomamente, y mucho menos pone en manos de otros las soluciones.  Aunque en una sociedad tan religiosa como la nuestra suene duro el que se diga lo siguiente, no demuestra otra que cosa que su intención de escurrir el bulto, quien ante los atropellos del gobernante de turno arregla todo echándole el muerto a Dios con frases como “El tiempo de Dios es perfecto” o “Todo está en las manos de Dios”. En todo caso sería mejor escuchar con más frecuencia “Por sus obras los conoceréis” y “A Dios rogando, pero con el mazo dando”.

Solidario. Cuando observa que sus familiares, amigos o vecinos son víctimas de un atropello, se juega su tranquilidad defendiéndolos a toda costa.
Lector. Conoce la constitución y las leyes, especialmente en cuanto a sus derechos se refiere, y si no está al tanto de los mismos, investiga sobre ellos. Adquiere, leyendo, la cultura general más amplia posible, de manera que además de recrearse con el conocimiento obtenido, tenga más herramientas para defenderse frente a los manipuladores de oficio.
Cero tolerante. Busca resolver toda situación que su sentido común le dice que está mal, por muy insignificante que parezca, desde inconvenientes que simplemente causan incomodidad, hasta problemas serios en los que se ponen en juego su vida o su dignidad.
Principista. En la misma onda de hacer bien las cosas y de la cero tolerancia, defiende los valores fundamentales para la vida humana, tales como la libertad y el derecho a una vida digna y saludable, y actúa para hacer prevalecer los mismos de cualquier manera, sin anteponer cálculos egoístas o electoreros.
Informativo. Ya sea en su casa, o como responsable de un organismo privado o público, mantiene a quienes lo rodean o al público en general, según el caso, informado de todos los acontecimientos de interés utilizando todos los medios a su alcance, desde las simples notas en un papel,  pasando por carteleras y memorandos corporativos, hasta las páginas de internet y las redes sociales. Ello incluye también la transparente y minuciosa rendición de cuentas de todos los recursos públicos que administre.
Conciliador. Nunca ve al adversario  como a un enemigo a ser destruido, ni lo odia, y procura por todos los medios pacíficos resolver las diferencias. Incluso en el caso en que una situación extrema lo coloque en un escenario de legítima defensa, actúa con contundencia, pero procurando hacerlo sin rencor. Un pueblo severamente dividido y desgastado por diferencias políticas es presa fácil de intereses extranjeros que buscan aprovecharse de esa debilidad para favorecer sus intereses egoístas.
Curioso. No se la echa de sabiondo, ni deja de aclarar dudas por pensar que al no comprender algo y plantear sus inquietudes  va a ser tildado de ignorante o a hacer el ridículo.
Verdaderamente demócrata. Todo lo somete a votaciones dentro del colectivo del que hace parte.
Misericordioso. Jamás trata con crueldad a animales y personas.
Perspicaz. Está plenamente consciente de que no obstante el manejo de una nación es responsabilidad compartida por todos los ciudadanos, el principal causante de todo lo bueno o malo que ocurra al colectivo, es el gobierno que ha elegido para representarlo y administrar los bienes de todos. Asimismo, desconfía de  las lisonjas y mensajes contenidos en toda campaña publicitaria empresarial o política, porque frecuentemente detrás de la misma no hay otra cosa que  el mero afán de lucro o de poder.
Autocrítico. Admite con humildad sus errores y los del grupo al que pertenece o apoya, aunque también toma los correctivos necesarios para evitar la repetición de los mismos. No niega las consecuencias negativas producidas en la sociedad por causa de dichos fallos.
Cortez. Siempre tiene a flor de labios y preferiblemente junto con una sonrisa, un “buenos días”, “buenas tardes”  “buenas noches”, “con permiso”, “disculpa”, “gracias”.
Autosuficiente. Salvo casos justificados, procura satisfacer sus necesidades con su propio esfuerzo y no enseña a sus hijos a pretender que les regalen todo al punto de volverlos unos fastidiosos pedigüeños.
Generoso. Reconoce las cualidades y los logros de su adversario. La oposición a ultranza refleja la inmadurez del que se cree perfecto, y atenta contra la necesaria conciliación. También aprecia y alienta los logros de sus amigos.
Íntegro. Dentro de su empresa u oficina, no encubre ni alcahuetea a quien realiza acciones deshonestas.
Practicante de la cultura del mantenimiento. Conserva los bienes a su cargo siempre en condiciones de funcionamiento y presencia impecables, por lo que tampoco permite la acumulación en forma de basura o chatarra de aquel patrimonio que ha quedado fuera de servicio. En todo caso lo vende o lo entrega para su reciclaje o desecho en lugares apropiados para ello.
Defensor de las libertades. Entiende que la autodeterminación es una de las cualidades básicas para el desarrollo de seres humanos felices porque les permite tomar las riendas de su existencia, percibir experiencias variadas y por ello tener  vidas plenas. Rechaza la tendencia a estarlo prohibiendo todo, porque sabe que esa es otra de las tácticas de dominación de los grupos de poder. No acepta que le prohíban circular por determinadas zonas, hablar de ciertos temas o documentar en audio y vídeo hechos públicos y notorios. Comprende que es asunto de cada quien, la forma en que se expresa, viste, ama, concibe o deja de hacerlo, vive o muere. Sabe que el único límite a la libertad, se encuentra donde comienzan los derechos de los demás.
Pragmático. Sin dejar de adversar las desigualdades y las manipulaciones propiciadas por el poder económico, ni renunciar a un mundo sin contaminación ni superpoblación, comprende que la transición hacia ese ideal pasa por el establecimiento de aquel sistema económico que hasta ahora haya demostrado, sin pretender la  perfección, ser el que ha brindado los niveles más altos de bienestar. En ese sentido, estaría a la cabeza la economía social de mercado,  puesta en práctica en países como Alemania, Austria, Holanda y Canadá, donde el salario mínimo alcanza para llevar una vida digna, y los servicios de salud y educación son gratuitos y de calidad.

Una ideología  para Venezuela
"El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política".
Simón Bolívar
Pareciera que todo proyecto de nación debe tener un fundamento ideológico para poseer consistencia y basamento, y qué mejor referente que esas  palabras de Bolívar para abordar el asunto.
Considerando  ideologías a las dos tendencias más relevantes en este siglo y en el anterior con las que se ha buscado regir a las sociedades humanas como lo son el capitalismo y el socialismo, encontramos que ambas adolecen de algunas fallas importantes en lo que a la búsqueda de la felicidad se refiere.
En la primera sobresalen la explotación al trabajador, la manipulación del consumidor y la destrucción del medio ambiente.
La segunda propone la propiedad de los medios de producción por parte de un estado totalitario y todopoderoso que ignora la participación ciudadana; el enfrentamiento entre clases sociales y el dogmatismo.
Explotación, manipulación, destrucción, totalitarismo, enfrentamiento y dogmatismo, son conceptos que no nos hablan precisamente de felicidad.
Nosotros nos hemos decantado por una opción más acorde con la búsqueda de dicho ideal, la cual hemos asumido como nuestra ideología.
Nos referimos al bienestarismo.
Ese término parece haber sido acuñado en 1948 por el Premio Nobel de Economía, el británico John Hicks al referirse al tema del logro de la felicidad individual y colectiva.
En base a ello hemos elaborado un concepto del mismo:
El bienestarismo es la doctrina que busca  generar en las personas  el mayor grado de felicidad o bienestar, considerado éste como el estado de ánimo agradable producido por la abundancia de bienes y servicios accesibles y de calidad necesarios para una vida confortable; la salud física y mental; y un clima social propicio para la tranquilidad de espíritu.
Las bases teóricas de este planteamiento las desarrollamos con más amplitud en nuestro blog http://benesuelo.blogspot.com/

Un plan para Venezuela
A continuación presentamos algunas de las medidas que consideramos deberían ser implementadas para contribuir a  encaminar a Venezuela por la senda del desarrollo.
- Difusión del contenido de este manifiesto con la finalidad de que  pueda ejercer algún efecto transformador sobre los venezolanos en general.           
- Formación de  partidos políticos y grupos de opinión de alcance nacional  en cuyos militantes se exijan estrictamente las características personales enumeradas en el primer punto, puesto que ellos se constituirían en un ejemplo a seguir y en los orientadores de las políticas públicas que deberían beneficiar a la ciudadanía.
- Toma del poder por parte de uno de esos partidos políticos.
-Adopción de las siguientes decisiones, por parte de los gobernantes progresistas electos:
- Establecimiento en el país de la economía social de mercado.
“La economía social de mercado (ESM), también conocido como capitalismo social o capitalismo renano es un modelo de economía y sociedad ‘con la meta de crear una economía que desde la base de la competencia combina la libre iniciativa con un progreso social asegurado por la capacidad económica’.”
“La expresión economía social de mercado se ha convertido en la expresión para la programación económica de la República Federal de Alemania y de Austria
“Para la Unión Europea (UE) la economía social de mercado también es la meta de la política económica. En el Artículo 3, Párrafo 3 del Tratado de la Unión Europea se habla en el contexto de mercado interior europeo, que la UE ‘Obrará en pro del desarrollo sostenible de Europa basado en un crecimiento económico equilibrado y en la estabilidad de los precios, en una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social, en un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente’.
Wikipedia

“…la Economía Social de Mercado…También tiene su modelo, pero sabe de antemano que nunca podrá llegar a realizarlo totalmente. Ha descubierto, sin embargo, algo esencial: tendiendo a ese modelo u objetivo se van generando fuerzas cada vez más efectivas que, bien canalizadas, constituyen el más poderoso instrumento conocido para asegurar el orden económico-social en una comunidad libre en permanente estado de desarrollo y superación”.
economiasocialdemercado.blogspot.com

“Gracias a la economía social de mercado, Alemania logra enfrentar la crisis económica global de mejor manera y con una mejor perspectiva que otros países, incluso de la órbita europea.”
Berthold Wigger, profesor de la Universidad de Karlsruhe (Alemania)

Entre los sistemas económicos implementados a lo largo de la historia por la humanidad, la economía social de mercado ha demostrado ser, hasta ahora, el más adecuado para el logro del bienestar colectivo.  Corresponderá a nuestros economistas desarrollar un proyecto en ese sentido, tomando en cuenta la justificada desconfianza del venezolano frente al libre mercado, dado que el mismo fue utilizado en el pasado para enriquecer groseramente a un pequeño sector de la población, a costa de la miseria de las mayorías. En eso debemos estar claros. Por ello posiblemente se deban combinar, al menos inicialmente, los principios de la economía social de mercado con algunas actividades económicas en las que el gobierno nacional ofrezca bienes y servicios a precios populares, en abierta pero sana competencia con el sector privado, y con una fuerte protección estatal de los derechos del trabajador.
-Fundación de un sistema educativo de avanzada, que tenga como finalidad la formación de ciudadanos felices.
El ejemplo finlandés:
“Desde 2000 hasta la actualidad, Finlandia lidera la mayoría de los rankings internaciones de educación. Sus jóvenes tienen un nivel cultural por encima de la media mundial…”

“Una docente consultada… dijo: ‘La escuela se trata de hallar la felicidad, de encontrar el modo de aprender qué te hace feliz’. Luego, otro agregó: ‘Tratamos de enseñarles a ser felices. La educación finlandesa focaliza en el alumno, no solo en su rendimiento académico, sino en su bienestar y satisfacción personal´”…
“La escuela moderna, que se creó en simultáneo con la primera etapa del capitalismo, asoció el aprender al sacrificio y al esfuerzo como un modo de disciplinar a la población. La escuela finlandesa disciplina pero elige la satisfacción como vía"…
"El modelo finlandés tiene éxito porque … Es una sociedad que fomenta la gratificación, el placer, la actividad creativa, la curiosidad … "¿Por qué no vas aceptar una sociedad, una institución y una actividad que te hacen feliz?"…
www.infobae.com: El documental de Michael Moore que revela el secreto del éxito educativo.
Concierne a nuestros planificadores educativos diseñar un sistema que se fundamente en modelos exitosos ya probados, pero adaptado a nuestra idiosincrasia. En ese sentido, se debe hacer énfasis en la supresión de los vicios de conducta característicos de los ciudadanos de naciones subdesarrolladas,  algunos de los cuales, repetimos, también afectan a los habitantes de las naciones llamadas desarrolladas,  y sustituirlos por valores correspondientes a personas con alto grado de civismo, y dueñas de su destino.

Estas dos primeras medidas son prioritarias.

A continuación ofrecemos un listado de acciones complementarias que podrían ser realizadas en diferentes campos de la vida nacional, las cuales son el fruto de muchos años de recopilación:

-Consentir la participación de la empresa privada en el mantenimiento de áreas públicas, a cambio de la instalación de avisos publicitarios discretos.
-Desestimular el uso de nombres de  personas vivas o muertas para designar sitios públicos, con la finalidad de evitar conflictos de tipo  político y promover la modestia. En  todo caso se estimularía la utilización de denominaciones referentes a valores o elementos de la naturaleza.
-Prohibir expresamente la promoción política o personalista en bienes y áreas o edificaciones públicas, lo cual incluye vallas, carteleras,  y pintura de vehículos o paredes.
-Eliminar la obligatoriedad de cualquier servicio público.
-Establecer una amplia política informativa que utilice carteleras y sitios de Internet para comunicar al detalle el funcionamiento de las diversas dependencias públicas: su manejo presupuestario; organigrama; dependencias; y estado de los trámites de los usuarios.
-Instituir como norma el sistema de citas por Internet para la realización de cualquier trámite administrativo que implique la movilización de un gran número de usuarios, con el propósito de eliminar las largas filas de espera.
-Promover el voluntariado en diversas diligencias de interés nacional con la finalidad de mejorar los servicios y estimular el dinamismo en aquellas personas en situación de retiro que deseen permanecer activas.
-Impedir expresamente la solicitud de cualquier tipo de colaboraciones por parte del patrono o superior jerárquico hacia los empleados.
-Pagar el bono alimentario en efectivo en la cuenta nómina de los trabajadores.
-Instaurar un sistema electoral totalmente confiable. Para ello es necesario: Anexar la foto, la fecha de nacimiento y las 10 huellas digitales del elector en la página web del CNE y la foto en el cuaderno de votación; permitir la ubicación de los electores en la página del CNE no solo por cédula, sino también por nombre y apellido; mostrar en la página del CNE el listado de electores, con Cédula de Identidad, por mesa; publicar el padrón electoral de electores en el extranjero; utilizar tinta  realmente indeleble; indicar mediante el capta huellas si la persona ya votó en otro lado (no se le impediría votar, para evitar suspicacias, pero se iniciaría una investigación que condujera a sanciones); permitir el voto asistido solo en los casos de incapacidad física o mental  para realizar el acto de votación, certificada por un especialista ;identificar a los acompañantes de electores discapacitados con tinta indeleble en el dedo índice, y registrarlos electrónicamente con nombre, apellido y cédula para poder detectarlos de inmediato, si acuden a otra mesa de votación; no permitir modificaciones de alianzas,  una vez impreso el tarjetón electoral;
publicar las actas de todas las mesas en el sitio de Internet del CNE, apenas haya concluido el proceso electoral; establecer dos turnos para el trabajo en las mesas electorales; permitir la observación internacional masiva. Simplificar los trámites para el referendo revocatorio.
-Crear el documento de identidad único electrónico, en el cual se registren todos los datos del ciudadano que puedan interesar a los organismos públicos y privados, tales como  nombre y apellido, fecha de nacimiento, número de identidad, estado civil, títulos, certificados, licencias, número de pasaporte, sanciones administrativas y otros.
-Dar un plazo muerto de un mes para la renovación de cualquier documento de efectos públicos que tenga fecha de vencimiento.
-Permitir la renovación de todos los documentos  con efectos  nacionales y con fecha de vencimiento, en cualquier lugar del país, y de manera instantánea.
-Facilitar el cambio de nombre propio de los ciudadanos.
-Proscribir la figura de “falta de respeto a la autoridad”.
-Descartar la figura de los jueces interinos, y nombrar tantos titulares como haga falta.
-Construir las cárceles que se necesiten con los criterios arquitectónicos y organizativos modernos y establecer la política de puertas abiertas para  ONG de derechos humanos  registradas.
-Firmar acuerdos con  editoriales y disqueras para lograr la producción de materiales a precios que compitan con la piratería.
-Estimular a los comercios vendedores de televisores y a las compañías proveedoras de Internet para que faciliten al público aparatos, servicios y orientaciones que permitan el filtrado de los contenidos no aptos para menores de edad.
-Limitar al máximo la posibilidad del gobierno nacional y local de hacer transmisiones conjuntas o cadenas.
-Priorizar la atención de pacientes que presenten dolencias físicas que afecten su apariencia, movilidad o funcionalidad.
-Proveer planes permanentes de de esterilización masculina y femenina para los adultos que lo soliciten, previa evaluación médica.
-Legalizar la interrupción voluntaria del embarazo y la eutanasia.
-Restringir el ejercicio de la medicina de manera simultánea en organismos públicos y entes privados.
-Fundar suficientes instituciones para la atención de personas que no pueden valerse por sí mismas, para facilitar a los parientes la realización de sus actividades cotidianas.
-Motivar a los establecimientos farmacéuticos para que faciliten al público medios para conocer el inventario de productos sin tener que hacer largas filas de espera.
-Edificar suficiente número de refugios-comedor para indigentes.
-Tratar de forma igualitaria a los pensionados y jubilados respecto a los demás usuarios del sistema bancario, en cuanto al suministro de tarjetas de débito y otros servicios financieros.
-Incluir a todos los ciudadanos en el sistema de pensiones y jubilaciones.
-Suprimir por completo toda actividad de mendicidad pasiva o violenta contraria a la paz ciudadana.
-Obligar a todos los cuerpos de seguridad a documentar mediante la utilización de vídeos y la presencia de testigos, las actividades de allanamiento y búsqueda de evidencias que pueden incriminar a ciudadanos en la comisión de delitos; a vestir uniforme en las alcabalas y al momento de interceptar ciudadanos para su detención legal; a actuar frente a situaciones al margen de la ley, independientemente de la condición jerárquica o política de quienes las perpetren; a portar armas no letales junto con sus armas de fuego.
-Revertir  de inmediato toda acción de protesta que se incluya cierre total de vías, secuestros o invasión de la propiedad privada.
-Fomentar la utilización de robots y drones en aquellas actividades de seguridad que implican poner en riesgo las vidas de los funcionarios o que representan elevados costos al ser realizadas por  vehículos de escala real.
-Optimizar el sistema de cámaras de vigilancia en sitios estratégicos y el alumbrado público.
-Producir normas tendentes a la protección de las personas que laboran como vigilantes públicos y privados.
-Suministrar a los propietarios de vehículos que lo deseen, placas personalizadas, como una forma de aumentar los ingresos fiscales.
-Implementar el sistema de placas vehiculares con dispositivo de lectura desde unidades de patrullaje o puestos de vigilancia, que detecte automáticamente si el vehículo coincide con el número o datos de la placa, si está involucrado en faltas administrativas o accidentes, y otros.
-Mejorar el sistema de señalización en las vías de todo el territorio nacional.
-Corregir en la medida de lo posible las fallas en el transporte público que afecten negativamente la comodidad y la seguridad de los usuarios.
-Instalar semáforos inteligentes que regulen de manera automática el flujo vehicular de acuerdo a su volumen.
-Colocar peajes inteligentes que cobren la tarifa de forma inalámbrica desde tarjetas electrónicas instaladas en los vehículos.
-Propiciar la instalación de puestos para motocicletas y bicicletas en los estacionamientos públicos y privados.
-Registrar fílmicamente de forma obligatoria por parte de las autoridades de tránsito las faltas atribuibles a los conductores.
-Proporcionar sanciones alternativas a las multas de tránsito, para combatir posibles solicitudes irregulares de dinero por parte de los funcionarios.
-Impulsar el uso de sistemas de transporte automotor económicos y seguros, alternativos a los automóviles y las motocicletas tradicionales, tales como los llamados motocarro de tres ruedas y con techo, aptos para el transporte familiar y de mercancías.
-Techar todas las paradas de transporte público.
-Proteger la convivencia vecinal mediante la creación de una oficina de apoyo que vele por la ausencia de basura, humo y  ruidos molestos; y que haga cumplir los pagos establecidos por las juntas de condominio o las asociaciones de vecinos.


Hacia la construcción de la primera ciudad modelo totalmente autosuficiente y sostenible del mundo

El esfuerzo de convertir a Venezuela en una nación a la altura de de los países más desarrollados del orbe es indudablemente una tarea titánica pero que evidentemente vale la pena. Tan solo lograr eso sería un sueño hecho realidad para la gran mayoría de nuestros compatriotas, y con eso se darían por satisfechos.

Pero hay un problema: incluso los estados con mejor nivel de vida en el planeta regidos por  la economía social de mercado, enfrentan graves desafíos a futuro que se deben afrontar desde ahorita.
El laureado crecimiento económico en el que se basa la economía moderna no consiste en otra cosa que llenar al mundo de cada vez más industrias y personas, contaminando y destruyendo cada vez más espacios naturales. Esta progresiva aniquilación del ecosistema, de seguir al ritmo que lleva, chocará tarde o temprano con la ineludible realidad de que el planeta Tierra tiene un espacio limitado, y producirá sin duda alguna  las extinción de gran cantidad de especies vivas,  así como mucho sufrimiento y muerte entre los seres humanos por hambre, sed, enfermedades producto de la contaminación  y guerras originadas en la escasez.
Por otra parte, de forma menos tangible que los efectos ambientales, el sistema de mercado, con el único propósito de fomentar el crecimiento económico y con ello satisfacer el afán de lucro de una minoría, está dañando las mentes de las personas  convirtiéndolas en seres superfluos, mal educados, carentes de valores positivos, e infelices, al someterlos las 24 horas del día a un bombardeo publicitario que les lava el cerebro para convertirlos en meros consumidores cuyo propósito en la vida sea comprar y comprar cosas, muchas de ellas inútiles.
Evitar esas dos consecuencias del sistema de mercado, se convierte entonces en una meta de aquellas personas con elevada sensibilidad social y ambiental, quienes aceptando que dicho sistema es el que ha proporcionado hasta ahora la mejor calidad de vida entre los seres humanos, y, por ello, sin fomentar el odio hacia los empresarios, comerciantes y profesionales que lo rigen, se consideran con el deber de orientar a la sociedad hacia un cambio de rumbo que nos pudiera llevar a todos a experimentar en el futuro niveles de bienestar superiores a los alcanzados hasta ahora, los cuales pudieran ser disfrutados por  las generaciones por venir en un ambiente sano y de paz.
En ese sentido proponemos construir en Venezuela, una vez alcanzadas las condiciones de desarrollo propuestas en los puntos anteriores, la PRIMERA CIUDAD MODELO TOTALMENTE AUTOSUFICIENTE Y SOSTENIBLE DEL MUNDO, que sirva como modelo a seguir para las sociedades del futuro, en la cual los daños al medio ambiente se lleven a su mínima expresión, y las personas tengan vidas dignas y felices.
Quienes deseen profundizar más en este proyecto futurista, pueden dirigirse a nuestros siguientes sitios web:

http://benesuelo.blogspot.com/

(Nuestro primer blog, en el cual se puede apreciar el marco teórico que da origen a esta propuesta.)

http://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/

(Nuestro segundo blog en el cual se habla más ampliamente del proyecto de construcción de una ciudad autosuficiente y sostenible y los fundamentos teóricos en que éste se basa.)

y http://proyectociudadsostenible.blogspot.com/

(Nuestro tercer blog, dirigido a quienes ya están ganados para la idea de construir  una ciudad autosuficiente y sostenible modelo, con la finalidad de iniciar un plan de trabajo.) 


XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

ARCHIVO DE NUESTROS COMENTARIOS


04-10-2016
Saliendo de la crisis por la vía larga.       
 Salvo  que ocurra un desenlace violento o inesperadamente nos sonría el destino electoral, nos  guste o no, creo que la superación de esta  etapa de oscurantismo que vivimos posiblemente tome un tiempo más largo del que deseamos. El panorama está bastante claro: Por una parte,  Un liderazgo   que  detenta el poder, y  que se mantiene en el mismo a punta de manipulación, entrega de limosnas e intimidación de la parte minoritaria de la población que  lo sigue o que depende de él, y  utilizando indiscriminadamente la violencia institucional y física contra  cualquier tipo de oposición. Por el otro lado, una dirigencia opositora bien preparada para gerenciar y legislar, pero poco dispuesta a convocar las  acciones de desobediencia civil contundentes que se requieren para hacer frente a quienes no tienen ningún reparo en violar descaradamente y por la fuerza  la constitución. En el medio de  ellos, una población mayoritariamente  miedosa, sumisa, y mal preparada, víctima fácil de la manipulación de un bando o del  otro y demasiado esperanzada en una intervención divina que la alivie de su sufrimiento. Bajo esas circunstancias,  No veo en el corto o en el mediano plazo  una salida  a esta situación. Es cierto que se debe seguir dando chance a la paz, participando en los procesos electorales promovidos por la  dirigencia opositora, aunque  hasta ahora  ellos han dado muy pocos frutos, aun habiendo sido ganados por abrumadora mayoría. Lo único que puede traer trasformaciones positivas y duraderas es un cambio de mentalidad en todos nosotros, que nos convierta a los venezolanos en personas valientes, activas  y bien preparadas para forjar nuestro propio destino. Ello  solo podría ser el resultado de una intensa y prolongada campaña educativa que deseo comenzar con la publicación de esta nota. Está en tus manos ser un multiplicador, compartiendo este  escrito, así como el siguiente enlace, que corresponde al  sitio de internet en el cual ampliamos estas ideas: http://venezuelafeliz.blogspot.com/
No tienes nada que perder. Ya llevamos 17 años padeciendo esta calamidad de gobierno, y vamos camino al medio siglo que han sufrido los hermanos cubanos. Incluso teniendo la suerte de que solucionáramos esta coyuntura por la vía electoral o la desobediencia constitucional, entonces tendríamos parte del camino andado en el logro de una nueva actitud que impediría que cometiéramos los mismos errores que nos condujeron a esta tragedia.          
 Anímate pues, comparte. 

César Emilio Valdivieso París C.I. 7312763      

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
06-10-2016

LA MALDICIÓN (O PREDICCIÓN) DE SIMÓN BOLÍVAR
El 09 de noviembre de 1830, 39 días antes de su fallecimiento, Simón Bolívar escribió al general venezolano Juan José Flores, para ese entonces presidente del Ecuador, la siguiente carta (los puntos suspensivos son nuestros y corresponden a partes que hemos cortado de la misiva para abreviarla; el resaltado en mayúscula también es nuestro): 
“…Ese pueblo está en posesión de la Soberanía y hará de ella un saco, o un sayo, si mejor le parece. En esto no hay nada determinado aún, porque LOS PUEBLOS SON COMO LOS NIÑOS QUE LUEGO TIRAN AQUELLO POR QUE HAN LLORADO. Ni V. ni yo, ni nadie sabe la voluntad pública. MAÑANA SE MATAN UNOS A OTROS, SE DIVIDEN Y SE DEJAN CAER EN MANOS DE LOS MÁS FUERTES O MÁS FEROCES… V. sabe que yo he mandado 20 años y de ellos no he sacado más que pocos resultados ciertos. LA AMÉRICA ES INGOBERNABLE PARA NOSOTROS. 2°. EL QUE SIRVE UNA REVOLUCIÓN ARA EN EL MAR. 3°. LA ÚNICA COSA QUE SE PUEDE HACER EN AMÉRICA ES EMIGRAR. 4°. ESTE PAÍS CAERÁ INFALIBLEMENTE EN MANOS DE LA MULTITUD DESENFRENADA, PARA DESPUÉS PASAR A TIRANUELOS CASI IMPERCEPTIBLES, de todos colores y razas. 5°. Devorados por todos los crímenes y extinguidos por la ferocidad, los europeos no se dignarán conquistarnos. 6°. Sí fuera posible que una parte del mundo volviera al caos- primitivo, este sería el último período de la América.
La primera revolución francesa hizo degollar las Antillas y la segunda causará el mismo efecto en este vasto Continente. LA SÚBITA REACCIÓN DE LA IDEOLOGÍA EXAGERADA VA A LLENARNOS DE CUANTOS MALES NOS FALTABAN O MÁS BIEN LOS VA A COMPLETAR. V. verá que todo el mundo va a entregarse al torrente de la demagogia y ¡desgraciados de los pueblos! ¡ y desgraciados de los gobiernos!”
Hemos tirado nuestra libertad, nos estamos matando unos a otros; hemos caído en manos de los más feroces; la noción de gobierno fundamentado en el estado de derecho no existe; estamos emigrando masivamente; las multitudes desenfrenadas arremeten contra la propiedad privada; y una ideología fracasada nos está llenando de los peores males que jamás hemos sufrido.
Bolívar era sin duda alguna un genio, y lo demuestra al haber tenido esa visión de lo que iba a ocurrir en Latinoamérica 186 años después de su muerte, basada en su conocimiento de las personas por las que dio la vida.
Venezolanos y latinos estamos marcados por un origen malaventurado a manos de los conquistadores que nos transmitieron todas las taras que sufrimos hoy en día. Solo nos quedan dos alternativas: emigrar, que es perfectamente válida, o comenzar el arduo proceso educativo de transformar nuestra manera de pensar, y lograr dejar de ser ese pueblo plagado de calamidades que causó la amargura del Libertador en sus últimos días.
La otra alternativa, la de resignarnos a un destino fatal, la descarto totalmente. ¿Y tú?
César E. Valdivieso P.
C.I. 7312763


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


05-11- 2016


SALIDAS A LA CRISIS VENEZOLANA: PARTE 1 DE 2: COMPRENDIENDO DÓNDE ESTAMOS PARADOS (UNA HERENCIA CULTURAL DE MALAS COSTUMBRES).
CÉSAR EMILIO VALDIVIESO PARÍS.
Para entender por qué un país favorecido con abundantes riquezas naturales alberga una de las poblaciones más pobres del mundo, hablando tan solo en el sentido material, es imprescindible partir de la principal premisa que sustenta nuestra posición respecto a Venezuela: los venezolanos, mayoritariamente, sin tomar en cuenta las muchas pero insuficientes excepciones, arrastramos de generación en generación una serie de malas costumbres que nos hacen pasar de una calamidad a otra, las cuales fueron introducidas inicialmente por los bárbaros y los inquisidores eclesiásticos que conquistaron esta parte del mundo en el Siglo 15.
Haremos el siguiente relato lo más resumido posible:
Los conquistadores, suponemos que todos ellos hombres, tipos generalmente crueles, mentirosos, sucios y corruptos se unieron por las malas con las mujeres nativas y con aquellas que trajeron de otros continentes como esclavas.
La descendencia de estas uniones fue educada con los antivalores de los padres y las supersticiones de las madres que luego se mezclaron, muchas veces de manera forzosa, con las doctrinas religiosas europeas, creando un conjunto de rituales y creencias ajenas al razonamiento científico.
Los conquistadores fueron reforzados luego con los colonizadores, quienes establecieron un sistema económico invariablemente a su favor, en desmedro de la mayor parte de la población que ese encontraba en condición de esclavitud o servidumbre, sometida por la fuerza, y manipulada por la religión hacia la sumisión y la espera de una redención divina.
Estos conquistadores terminaron siendo expulsados por los independentistas criollos, quienes lo único que cambiaron fue a los dueños de los medios de producción sustituyendo a los extranjeros por los locales, pero sin transformar el esquema de dominación hacia la población mayoritaria.
Los militares independentistas y la clase dominante civil que se adueñaron del país, entraron en una serie de sangrientos conflictos internos con el único fin de satisfacer su desmedido afán de lucro dando pie al caudillismo militar que culminó con la llegada al poder del primer dictador fuerte que colocó el mando de la nación en una sola mano. 
Al fallecer ese dictador, y quizás por cansancio después de tanto derramamiento de sangre, se hicieron los primeros intentos de establecer instituciones y legislaciones propias de países civilizados, lo cual dio pie a varias presidencias y congresos que funcionaron a medias hasta que llegó el segundo dictador fuerte.
Este segundo dictador, quien junto a sus colaboradores también se apropió indebidamente de todo lo que pudo, fue derrocado por una alianza cívico-militar que generó nuevos propietarios de medios de producción, y sustituyó a otros, ante los ojos de una mayoría reprimida que invariablemente seguía en su condición de servidumbre y manipulación.
Con la caída de la segunda dictadura, Venezuela pudo funcionar durante cuatro décadas como una república más o menos estable, logrando un buen avance en cuanto a la modernización del país, pero sin que ello hubiese significado el fin de las malas costumbres de los gobernantes y empresarios que se enriquecieron groseramente a costillas de los bienes que debían haber sido repartidos equitativamente entre toda la población, y manteniendo deliberadamente bajo el nivel económico y educativo de la población mayoritaria, que seguía siendo explotada, reprimida y manipulada.
Esta situación de abuso de una clase dominante sobre otra dominada, dio pie al surgimiento de una nueva alianza cívico-militar que luego de algunos fallidos intentos de golpe de estado logró llegar al poder mediante unas elecciones en las cuales convenció a las grandes mayorías de que ellos sí representaban el mejoramiento de su calidad de vida.
El nuevo régimen otra vez hizo cambiar de manos los medios de producción, aunque a veces de una forma disfrazada bajo el nombre de empresas colectivas, las cuales resultaron altamente ineficientes y prácticamente, salvo pocas y estratégicas excepciones, acabaron con la producción nacional de alimentos y medicinas.
Frente a la situación actual de grave escasez que enfrenta Venezuela, la élite política al mando del país, ante su estrepitoso y quizá intencional fracaso como empresarios, se ha centrado en satisfacer su perverso afán de lucro obteniendo los máximos beneficios posibles de la renta petrolera, gracias a la cual ha amasado inmensas fortunas dentro y fuera del país, y ha creado para su supervivencia una fuerza de choque asalariada sumamente violenta en el sentido físico e institucional, constituida por magistrados, funcionarios administrativos , colectivos civiles armados y uniformados mimados, todos ellos tan corruptos como lo han sido siempre nuestros gobernantes desde la conquista.
Como refuerzo a esa fuerza represiva, la cúpula gobernante, mediante un intensivo programa de adoctrinamiento en las instituciones educativas de todos los niveles y en los medios de comunicación, ha logrado el apoyo de un sector de la población a quienes ha engatusado a cambio de limosnas que comprenden el obsequio de títulos universitarios sin esfuerzo, cargos burocráticos, electrodomésticos y computadoras, o la adjudicación, mas no la propiedad plena, de apartamentos y vehículos.
A todas estas, como contraparte de los privilegiados del régimen, nos encontramos con una población que constituye una aplastante mayoría, pero que no por ello se ha podido quitar de encima lo que cada vez se parece más a una abierta dictadura. Estos ciudadanos están constituidos por un sector obrero que sufre una espantosa hambruna y una grave escasez de medicinas, y un sector profesional, comercial e industrial que es víctima de la misma escasez, aunque cuenta con algo más de recursos económicos.
Ambos grupos son víctimas de su miedo al poder transmitido durante siglos de represión; de la manipulación de una dirigencia llamada opositora, igualmente miedosa, desacostumbrada a la confrontación con guapetones y muchos de cuyos miembros tienen las mismas malas costumbres y agendas ocultas de sus predecesores; y de una actitud sumisa inducida por siglos de un adoctrinamiento religioso que pone las soluciones a los grandes conflictos en manos de un ser supremo. 
Así las cosas, en la siguiente entrega analizaremos una posible salida a esta compleja situación.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
11-11- 2016


SALIDAS A LA CRISIS VENEZOLANA: PARTE 2 DE 2:
EL FUTURO DE VENEZUELA ESTÁ EN MANOS DE UN PUÑADO DE VALIENTES.
CÉSAR EMILIO VALDIVIESO PARÍS.
De ninguna manera nuestra intención es juzgar a nuestros compatriotas. Ello sería injusto ya que los venezolanos de hoy no somos totalmente responsables de la herencia cultural bajo la cual hemos sido educados durante siglos. Pero el hecho cierto es que nadie puede dar lo que no tiene. Una ciudadanía y una dirigencia opositora que no poseen el coraje necesario para enfrentarse a los bravucones de la dictadura de la única forma en que se los puede hacer retroceder, que es la confrontación directa, y que además tienen una muy fuerte influencia de unas enseñanzas religiosas según las cuales lo grandes problemas se pueden resolver poniéndolos en manos del creador, terminan siendo presas del miedo y refugiándose en la esperanza de la intervención de un ser divino, lo que en las circunstancias actuales no es de gran ayuda para salir de este atolladero. 
La salida quedaría entonces en manos de aquellos ciudadanos que han sido dotados por su ambiente, su entorno educativo y hasta su genética del coraje y la capacidad necesarios para desalojar del poder a quienes hoy tienen destruido al país.
Estas personas por sí solas no podrían producir los cambios necesarios, por lo que su estrategia sería la de contagiar con su valor a las grandes mayorías, incluyendo en ellas a los venezolanos que componen las fuerzas armadas nacionales.
Desconocemos cuántos de ellos puede haber en el país, pero por experiencia presumimos que pocos.
Ellos podrían actuar en dos escenarios: uno, el público, haciendo convocatorias irreversibles dirigidas a ciudadanos dispuestos a generar presión frente a los organismos y funcionarios responsables de la crisis, sin pararse en barricadas de uniformados las cuales buscarían superar de forma totalmente pacífica, puesto que las fuerzas armadas, a pesar de sus muchas imperfecciones no son el enemigo, sino el más importante aliado potencial; también confrontarían a los ilegales colectivos violentos que les cerraran el paso.
Los convocantes y participantes en estas acciones estarían plenamente conscientes de que sus operaciones podrían acarrearles sanciones judiciales y agresiones físicas, por lo que tendrán que contar con personal de relevo que sustituyera a los que fueran dados de baja.
El otro escenario sería el privado, en el que individuos solos o en pequeños grupos de confianza, y de forma sorpresiva, procurarían bajarle los humos a los principales responsables de la crisis reclamándoles frente a las instituciones que representaran, o cara a cara, su mal proceder.
Ambos escenarios conllevan grandes riesgos, pero a lo largo de la historia de Venezuela y del mundo solo aquellos que los han asumido han sido quienes han podido independizar naciones y derrotar tiranías.
Amanecerá y veremos.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
21 11 2016

ME DESPIDO DE VENEZUELA.
CÉSAR EMILIO VALDIVIESO PARÍS.
No es porque me voy de aquí, sino porque me retiro. Es una decisión muy difícil, dada mi fuerte vocación a participar en los asuntos públicos que me llevó desde los 15 años de edad a combatir intensamente injusticias como consumidor, estudiante, profesional y político. Pero en esta vida todo tiene su ciclo, y el estar en la tercera edad, o cerca de ella, trae sus implicaciones.
Mi reciente problema de salud me enseñó dos lecciones importantes: la primera, originada en el reposo absoluto que debí guardar durante una semana lejos del teléfono y la computadora, es que a los jubilados no nos cae para nada mal desconectarnos del mundo y sus padecimientos. La segunda, más significativa, es que a partir de cierta edad la salud se va haciendo más frágil, y sin duda alguna el estrés ayuda mucho a su deterioro. ¡Y Venezuela estresa, y demasiado! Lamentablemente Los venezolanos de hoy no estamos a la altura de las circunstancias. No damos la talla. Tratar de resolver ahorita los problemas de nuestro país con el liderazgo y la ciudadanía que hasta ahora han protagonizado la búsqueda del cambio es tan frustrante y doloroso como estrellar el cuerpo repetidamente contra una pared tratando de escapar a un encierro. Con paciencia esperaré, para aplaudir sus triunfos, el surgimiento de un nuevo venezolano que posea el coraje, la fuerza y las herramientas para derribar ese muro. A ese liderazgo emergente le dejo como aporte el resultado de muchos años de vivencias, investigaciones y reflexiones contenido en mi blogvenezuelafeliz.blogspot.com donde presentamos algunas ideas para hacer de Venezuela una nación desarrollada. Por mi parte, y por aquello de que la vida es breve y en este momento estamos en la recta final de la misma, ya no puedo seguir dejando en un segundo plano la persecución del sueño de mi vida consistente en diseñar y promover un modelo de sociedad digna y sostenible cuya realización debería redundar en beneficios para el planeta entero y por ende para Venezuela. Para saber en qué consiste dicho proyecto pueden visitar mi blog
Igual sigo en contacto con ustedes por las redes, compartiendo como siempre, pero alejado del acontecer político nacional. Un abrazo. 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

18-03-2017

De regreso en Venezuela.
No porque me había ido de aquí, sino debido a que estaba de retiro.
Un retiro de 4 meses,  reparador sin duda, que me hizo ver que quienes nacemos con la  ineludible inquietud de participar en los asuntos de la vida pública no podemos escapar a nuestro destino, aunque sí debemos aplicar los correctivos correspondientes a las circunstancias del momento.
Mi circunstancia muy personal, es que mi cuerpo y mi mente ya tuvieron suficiente de confrontaciones después de más de 40 años participando en ellas. Y no es que la confrontación sea mala en sí, sino que hay momentos para todo en la vida, de acuerdo a las fuerzas de cada quien.
Lamentablemente el cambio inmediato en Venezuela solo será posible mediante la confrontación, pero eso se lo dejamos a quienes tienen la fortaleza y la disposición de ánimo para ello. Quienes trabajemos en el proyecto Venezuela Feliz, no confrontaremos con nadie, ya sea porque hemos decidido dejar de hacerlo, o porque esa actitud nunca ha formado parte de nuestra forma de ser.
Realizaremos un  trabajo netamente educativo, tratando de hacer entender a nuestros compatriotas que la única manera de salir del atolladero en el que nos hemos metido, y evitar volver a caer en él, si es que logramos revertir la situación actual, es dejando de ser lo que hemos sido durante más de 500 años, lo cual significa prácticamente experimentar una metamorfosis que nos transforme de los estereotipados venezolanos y latinoamericanos tercermundistas, en ciudadanos del primer mundo.
Pero no nos llamemos a engaños. Lograr eso constituye una labor titánica y casi imposible, aunque intentarlo es lo menos que podemos hacer quienes nos quedamos por voluntad o por falta de recursos para irnos, en un país en el que la mejor opción sigue siendo en este momento, sin duda alguna, la de emigrar.

Dicho lo anterior, pasemos a enumerar las características deseables en una persona que quiera participar como multiplicador  en esta aventura de convertir a Venezuela en una nación desarrollada, utilizando la educación para la transformación de nuestra manera de ser como estrategia.
Lo que NO hace el activista actual del proyecto Venezuela Feliz, con la finalidad de mantener una saludable disposición de ánimo:
 -No confronta en las redes sociales ni en actividades políticas de calle que solo conducen a riesgos para la seguridad personal y a frustraciones. (No se debe confundir la protesta política, con el reclamo ciudadano por falta de servicios o beneficios de ley, el cual es perfectamente válido.)
-No pierde tiempo comentando las barbaridades que hace el gobierno, ni las tonterías que comete una oposición que con sus acciones solo logra sostenerle la careta de demócrata al primero.
-No milita en el gobierno, ni lo apoya.
-No ve los noticieros de televisión locales, totalmente mediatizados por la acción del gobierno.
-Jamás practica el masoquismo de ver o escuchar las alocuciones cargadas de vulgaridad, cinismo y falsedades de los voceros del gobierno, y evita ver o escuchar a los representantes de la oposición bobalicona.
Lo que SÍ hace el activista actual del proyecto Venezuela Feliz:
-Lee el material de nuestro sitio web, lo internaliza y lo comparte. En ese sentido, agradecemos cualquier comentario o sugerencia por los canales que hemos puesto a tu disposición en Facebook y Twitter, muy especialmente el primero de ellos.


XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

28-03-2017


¿Hay salidas para Venezuela?
Sin duda alguna que sí. Los seres humanos poseemos el cerebro mejor dotado de la naturaleza para encontrar soluciones, aunque, paradójicamente, y por aquello del libre albedrío, igualmente equipado para cometer los más grandes errores.
Lo difícil de las soluciones es determinado por el tamaño de los errores cometidos.
Y los venezolanos hemos cometido errores gigantescos.
Es cierto que la responsabilidad de nuestra equivocada forma de actuar debemos compartirla con los bárbaros conquistadores, padres de nuestra sociedad moderna, nos guste o no,  que llegaron a estas tierras a heredarnos sus pésimas costumbres.
 Pero el hecho de que no seamos totalmente responsables por nuestra errada forma de pensar y comportarnos, no hace menos malas nuestras equivocaciones, por lo resulta imprescindible hacer algo por enmendarlas, de manera que podamos superar el atolladero en el que nos encontramos.
Dadas las gravísimas  circunstancias actuales, encontrar una salida apropiada es una labor extremadamente difícil, al punto que en nuestro país la mejor alternativa personal para lograr un nivel de vida satisfactorio en el corto y mediano plazo, sigue siendo la de emigrar. Eso lo quiero dejar muy claro.
¿Qué hacemos entonces quienes no podemos o no queremos irnos y no tenemos la intención de quedarnos de brazos cruzados?
Antes de responder esa pregunta, vamos a plantear dos escenarios posibles para el futuro de Venezuela, y advierto que no me gusta llamarme a engaños ni engañar a los demás. Eso se lo dejo a otros. El primero, el más probable, teniendo como referencia la historia cubana, y observando la pasividad, el miedo y la resignación con los que la gran mayoría de nuestros conciudadanos asumen la gran tragedia que estamos viviendo, es que el régimen actual permanezca algunos años más en el poder.
El segundo escenario, el más improbable pero no imposible, puesto que  nuestra propia historia tiene ejemplos mundialmente admirados, es el resurgimiento de una casta de héroes criollos, como aquella que forjó nuestra independencia. Esos seres, que, en palabras de Oscar Garaycochea  ,“afrontan desafíos extraordinarios, que el común de los mortales elude, para no complicarse demasiado la existencia” “que resuelvan conflictos fundamentales, que derroten enemigos superiores a sus fuerzas, que organicen instituciones, que dirijan a la comunidad en momentos de crisis.”
Independientemente de cual de los dos rumbos siga Venezuela, lo cierto es que al final del camino, la transformación de nuestro país en una nación desarrollada solo será posible cuando nosotros mismos experimentemos un cambio radical, una metamorfosis que nos haga dejar de ser lo que durante siglos hemos sido, lo cual no es nada fácil.
El proyecto Venezuela Feliz se enfoca en lograr ese cambio de mentalidad que con el pasar de los años logre socavar las bases del régimen actual desmontando sus mentiras y haciéndolo caer bajo su propio peso; o, en caso de que se produzca un cambio de gobierno en el corto o mediano plazo, preparar a los ciudadanos para que no repitan los mismos errores que nos condujeron a esta etapa tan dolorosa.
Venezuela Feliz no es un lugar para héroes, puesto que aquí nos vamos a enfocar en educar, y nunca en confrontar, pero tampoco es sitio para gente pasiva, miedosa o resignada, y mucho menos ilusa.

Entonces, si tú eres de quienes no pueden permanecer con los brazos cruzados mientras el país se cae a pedazos, y deseas participar en una actividad alejada del mundo de la politiquería, te invitamos a leer todo el contenido de nuestro sitio  http://venezuelafeliz.blogspot.com/ , incluyendo los comentarios, y a internalizarlo, debatirlo y compartirlo.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX



Perfil detallado del autor


DATOS PERSONALES:

-Nombre completo: César Emilio Valdivieso París
-Cédula de Identidad: V- 7.312.763
-Fecha de nacimiento: 21 de agosto de 1960
-Lugar de nacimiento: Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela
-Residencia actual: Guama, Estado Yaracuy, Venezuela
-Nacionalidad: Venezolano
-Correo electrónico: valdivieso2000@hotmail.com
-Páginas web: benesuelo.blogspot.com; venezuelafeliz.blogspot.com;    elmundofelizdelfuturo.blogspot.com y propuestadeciudadcircular.blogspot.com

-Dirección de trabajo antes del retiro: U.E. Yaracuy, Albarico,Estado Yaracuy Venezuela (MPPE).
-Tipo de sangre: O+


FORMACIÓN ACADÉMICA:

-Educación primaria: Colegio Javier, Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela (1965-1973).
-Educación secundaria: Colegio “Fray Luis Amigó”, San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela (1973-1977).
-Liceo “Arístides Rojas” (nocturno). San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela (1979-1980).
-Cursos de idiomas:
-Inglés básico en el Instituto Westminster, Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela (1978-1979)
-Inglés avanzado en el Instituto del Idioma Inglés (English Language Institute) de la Universidad del Sur de Mississippi ( University of Southern Mississippi), Hattiesburg, Mississippi, Estados Unidos de América (1980-1981)

-Educación superior: Universidad de Carabobo, Facultad de Derecho. Valencia, estado Carabobo, Venezuela (1981-1983)
-Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela (1984-1988)
-Título obtenido: Profesor de Lengua Extranjera, Mención Inglés.

EXPERIENCIA PROFESIONAL:
-Suplencia en la asignatura Inglés en el Colegio Fray Luis Amigó, San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela, (1989).
-Ejercicio de la docencia en la asignatura Inglés en el Colegio Universitario de Administración y Mercadeo (CUAM), San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela (1998-2005).


-Ejercicio de la docencia al servicio del Ministerio del Poder Popular para la Educación (1989-2014). A partir del año 2014, en situación de retiro.

PUBLICACIONES:

-"Convocatoria"(ensayo). Edición propia, Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela, 1987 (ejemplar disponible en la Sala Larense de la Biblioteca Pública Central Pío Tamayo).
-“Una Semana en Benesuelo"(cuento). Edición propia. San Felipe, Estado Yaracuy, Venezuela, 2007 (ejemplar disponible en la Sala Estadal de la Biblioteca Pública Félix Pífano).
-“Un modelo de sostenibilidad ambiental y social como base para el bienestar humano presente y futuro” Artículo publicado en la revista digital Global Education Magazine, el 22 de marzo de 2015. (http://www.globaleducationmagazine.com/modelo-de-sostenibilidad-ambiental-social-como-base-para-el-bienestar-humano-presente-futuro/)
-"Un Encuentro en Benesuelo o la Verdadera Dictadura del Proletariado" (cuento) 22 de agosto de 2016.
-“Salvemos al mundo: hagámoslo de nuevo”  Artículo-cometario publicado en la revista Turista Magazine el 25 de julio de 2017 (http://www.turistamagazine.com/v2/?p=30521)

DISTINCIONES:

-Primer lugar de la especialidad en un universo de 43 integrantes. ( UPEL 1988).
-Primer lugar de la promoción en un universo de 560 egresados. Índice Académico: 8.75 sobre 9. (UPEL 1988).
-Finalista por el Estado Yaracuy al "Premio Estímulo al Conocimiento". (Universidad Tecnológica del Centro y Venezuela Competitiva, 1996-1997).
-Primer lugar en el "Primer Concurso de Poesía Cuamense" (CUAM 2004)
-Condecoración "Día del Educador". (Cámara Municipal del Municipio San Felipe 2007).
-Condecoración "Samuel Robinson" (Zona Educativa y Secretaria de Educación Cultura y Deporte del Estado Yaracuy 2012)

_________________________________________________________________________________